Familias

Dirigido a familias en crisis: por adicción en uno de los miembros, porque la relación con uno de los hijos/as se ha vuelto difícil o inexistente, por conflictos intergeneracionales, porque un nuevo miembro llega al hogar (una nueva pareja o un hermano), para evitar separaciones o divorcios, por viudedad, porque vamos a separarnos y queremos orientarlo bien con los hijos …

El trabajo con familias es una constante desde el año 90 para el grupo de trabajo de Actúa Zaragoza. Cualquier intervención exitosa será más completa en su evaluación y más sencilla y acertada en su intervención con el apoyo y complemento del entorno familiar, algunos familiares se convierten a lo largo de la terapia en expertos coterapeutas.

Orientación a padres y madres ante problemas de los hijos/as

En Actúa Zaragoza concebimos la familia como un espacio amplio de seguridad. Incluye a todas las personas de nuestra sangre que viven cerca y algunas que sin vivir tan cerca acuden en los momentos en que son necesarios, a veces personas que no tienen relación carnal están incluidos en la familia por derecho propio. Cuando un miembro de la familia padece un problema, el resto también se ve afectado. De igual manera, todos y cada uno de ellos pueden ser una pieza clave para determinar y resolver las raíces de dicho problema.

En cualquier familia existen momentos de crisis. Los ciclos evolutivos con el nacimiento de nuevos miembros, salida de otros porque se independizan, el paso de la niñez a la adolescencia, la defunción prematura o por edad de otros, exigen cambios adaptativos en el resto de los miembros que no son fáciles, además de exigir procesos readaptativos complicados. No todos los que componen la familia se acomodan a los cambios de la misma manera.

Pedir consejo en los momentos de cambio cuando se perciben desajustes es una medida inteligente y preventiva de males mayores.

La terapia Actúa resalta las herramientas que funcionan en la familia y en las que puede apoyarse para crear nuevas

Las terapias familiares respetan a todos los miembros y se centran en lo positivo para mejorar el funcionamiento de la familia en todos sus niveles. Tienen como objetivo el aumento de la comprensión y el apoyo emocional. En el espacio terapéutico que proporciona la consulta se crea el marco idóneo para la comunicación entre los miembros de la familia y se facilita el tiempo y la forma en la que manifestar las necesidades de cada uno. El terapeuta será el encargado de encontrar la forma para que todas encuentren una canalización y se vean respetadas en la convivencia para que el objetivo común que es el bienestar de todos se consiga. El trabajo puede ser en sesiones con la familia completa, con parte de ella o con miembros por separado, según las necesidades concretas.

El terapeuta promueve una autentica comunicación en medio del conflicto

La resolución de conflictos familiares implica entrenamiento de cada uno de los miembros de la familia en escucha activa, enseñar a negociar, darse tiempo para la comunicación, respetar los turnos de palabra, planificar tiempos de ocio comunes… cada familia encuentra en Actúa Zaragoza un programa específico y confidencial.